jueves, 14 de marzo de 2013

Paratextos #3



La vida interior de las plantas de interior es ya de por sí un título curioso. Cacofónico. Un pez que se muerde la cola. De su seno emerge un hálito filosófico, metafísico. Un título que puede resultar evocador para unos y petulante para otros. No he leído el libro. De Patricio Pron sólo he leído El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia, novela que no me desagradó, aunque tampoco me volvió loca. Sin embargo, debo precisar que la leí en el asiento trasero de un Ford Focus durante el trayecto Barcelona-Bilbao el pasado mes de agosto, con Herois de la Katalunya Interior de banda sonora de fondo. En condiciones así, emocionarse con algo es casi un acto heroico. Sería interesante comprobar la adecuación del título y la preciosa ilustración de cubierta con el contenido de este libro de relatos. No sé si sucederá con la imagen, pero por lo poco que conozco la obra de Pron, estoy casi segura de que el título es completamente pertinente.

No hay comentarios: