domingo, 5 de mayo de 2013

Un día cualquiera

Juan Berrio tal vez no sea un autor especialmente conocido para aquellos ajenos al mundo del cómic. Tampoco lo deben conocer los aficionados al medio que no se han adentrado en derroteros menos populares. Sin embargo, Juan Berrio posee una larga trayectoria en la historieta breve, en la ilustración y en el libro infantil. Su última obra publicada, Miércoles, es su primera novela gráfica. La trama argumental es sencilla: diferentes personajes entrecruzan sus historias a lo largo de un miércoles. Estructuralmente ya es más complicada, porque se abre y se cierra con los mismos personajes, siguiendo un patrón argumental consecuente, relacionando todo el tiempo a los mismos personajes entre ellos de una manera ágil y creíble, y aunque las historias particulares contadas al lector no trascienden la mera anécdota (como la mayoría de las cosas que nos suceden a cada uno de nosotros casi todos los días de nuestras vidas), consiguen mantener la atención de éste. Tal vez sea por la ternura que destila la obra y sobre todo por el tejido de casualidades que la hilvana. Especialmente acertada es la paleta de colores utilizada, la cual combina perfectamente con el trazo limpio de Berrio y de la un empaque y calidez a una historia de apariencia sencilla.


 Miércoles ganó el V Premio Internacional FNAC-Sins Entido de de Novela Gráfica 2012. Ha sido publicada por Editorial Sins Entido.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Familias literarias

¿Os imagináis una familia literaria? Una familia en la que cada uno de sus miembros es un artista; con sus inseguridades, sus miserias, sus neurosis... Una familia repleta de eneatipos cuatro: espíritus creativos con una fuerte carga emocional, siempremás preocupados por aquello de que carecen que por disfrutar de lo que tienen. Tom Gauld la describe suscintamente en esta viñeta.


Hasta las mascotas forman parte de la familia. En definitiva, muy americano. Imagínate convivir con una madre que ajustará cuentas contigo reprochándote tu ingratitud y lamentándose en sus memorias por haberte dedicado los mejores años de su vida. Un hijo que lo hará contigo en su biografía, acusándote de ser el causante de todos los traumas que le incapacitan para vivir un presente pleno.
Un escenario repleto de amor, como cualquier familia que se precie de su nombre. Tal vez sea preferible formar parte de una familia ágrafa.