viernes, 24 de octubre de 2008

Marcas de nacimiento de Nancy Huston





Interesantísima la lectura de Marcas de nacimiento de Nancy Huston. Me da un poco de vergüenza reconocer que el motivo que me impulsó a leerla tiene un poco que ver con el tomate. En efecto, fue decisivo saber que Nancy Huston es la mujer de Tzvetan Todorov. También influyó el hecho de que sea una autora de origen canadiense. No sé por qué siento debilidad por Canadá y los canadienses, aunque uno de sus habitantes se dedique bastante a fastidiarme la existencia.


Estas marcas de nacimineto son todas aquellas cosas que nos suceden durante nuestra infancia y que condicionan, y a veces hasta determinan, nuestra vida adulta. La novela se divide en cuatro partes que recorren en orden inverso el devenir de una familia que tiene su origen en Ucrania y que acaba en los EE. UU. Estas marcas también hablan de silencios y secretos que no se transmiten de padres a hijos y que a veces se intuyen y otras provocan malentendidos que laceran irremediablemente relaciones maternofiliales. Otras veces hablan de las ganas que tienen los hijos de conocer las historias de sus padres para intentar, tal vez, no sólo conocer mejor a sus progenitores, sino a ellos mismos.


En definitiva, una magnífica novela con cuatro capítulos narrados en primera persona del singular y un auténtico tour de force en la representación de la psicología infantil y el pensamiento interno.

No hay comentarios: