miércoles, 19 de diciembre de 2012

A Play of Passion


A la espera de que el viernes se acabe el mundo, y con la certidumbre que, independientemente de que suceda o no, el mundo tal y como lo conocimos, parece irremediablemente condenado a la extinción, os dejo un poema de Sir Walter Raleigh (1552-1618). Un regalo navideño que se adelanta con timidez para reflexionar un poco sobre qué es la vida. 

What is our life? A play of passion,
Our mirth the music of division;
 
Our mothers’ wombs the tiring-houses be
Where we are dressed for this short comedy;
Heaven the judicious, sharp spectator is
That sits and marks still who doth act amiss;
Our graves that hide us from the searching sun
Are like drawn curtains when the play is done:
Thus march we, playing, to our latest rest,
Only we die in earnest, that’s no jest.

Sir Walter Raleigh, miembro de la corte de la reina Isabel I, conocida como la “ReinaVirgen”, fue además de poeta, soldado, espía, explorador y popularizó el tabaco en Inglaterra. El paradigma del hombre del Renacimiento. Es uno de los personajes destacados de la película Elizabeth. La edad de oro.



No hay comentarios: