lunes, 21 de julio de 2008

Ronda nocturna de Sarah Waters

No conocía la obra de Sarah Waters de primera mano, aunque sabía que era una de las autoras incluidas en la selección de Granta y había visto la adaptación de El lustre de la perla que había hecho la BBC y que, por cierto, no me gustó demasiado. De todas formas, tenía ganas de conocerla de primera mano y me he quedado encantada. Es uno de los libros que he leído últimamente que más me ha gustado y del que estoy haciendo más proselitismo. De momento está en manos de una compañera de trabajo a la que se lo he recomendado encarecidamente y espero poderlo hacer circular más.

La novela se divide en tres partes de modo cronológico y haciendo correr el reloj hacia atrás. También son tres los personajes que dominan la historia: dos mujeres y un hombre. Así, en la primer aparte, nos encontramos en el Londres de los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial, en la seguna parte casi a finales de la misma con los intensos bombardeos y en la tercera a principios de la guerra. Está ordenación cronológica no es casual y es la que da sentido a la estructuración de la novela. Es al avanzar en la lectura del libro que vamos descubriendo por qué los personajes al principio de la novela estaban en la situación en la que los encontramos y, además, con esta estructuración la novela consigue ganar en intensidad en la medida en que vamos avanzando.
No quiero revelar nada más del libro, porque quiero que éste siga siendo una sorpresa para el lector potencial. Si no sabéis qué leer este verano, id corriendo a la librería a por un ejemplar de Ronda noctura. No os decepcionará.

No hay comentarios: