miércoles, 14 de septiembre de 2011

Aya de Yopougon


Aya de Yopougon, de Marguerite Abouet y Clement Oubrerie, es una lectura que tenía pendiente desde hacía tiempo. La verdad es que no sé por qué no me había puesto antes con ella, ya que el primer volumen de la serie llevaba en una estantería detrás de mí meses y meses. Tal vez fuese porque se trata de una serie de seis volúmenes y las serializaciones, tan frecuentes en el cómic, me resultan un tanto pesadas. No es por la extensión, sino por los problemas que supone tener que esperarse a la salida del siguiente volumen, sobre todo si la serie te engancha y el volumen siguiente está pendiente de publicación. Aunque si no te ha enganchado, ¿que más da?

En fin, que ayer me decidí.

Aya de Yopougon
es un cómic costumbrista con un tinte exótico que gira alrededor de tres amigas, Aya, Adjoua y Bintou, cada una de ellas con una personalidad muy definida, y una galería variopinta de personajes que incluye a los correspondientes padres, hermanos, hermanas, novios, pretendientes, suegros, etc. Tiene una narración ágil y divertida y una cierta visión desencantada del mundo, salpicada con dosis de humor, en la que los giros inesperados, aunque parezca una paradoja, te hacen pensar que son más reales que la vida misma. En el fondo no es más que un culebrón ambientado en una África, en concreto en Costa de Marfil, que dista bastante de la imagen del continente que hemos construido a partir del relato que nos ofrece la televisión. Alegre, colorista, desenfadado, los problemas de las tres protagonistas, en el fondo, no son tan diferentes de los de cualquier jovencita occidental. Evidentemente, el contexto es diferente, pero los sentimientos y situaciones son universales, porque de joven te preocupa tu futuro, pero sobre todo el amor y la amistad.

No estamos aquí ante un cómic excepcional pero sí ante una obra fresca, entretenida, ideal para todos aquellos que se acercan al cómic por primera vez, o tras un largo periodo de abandono y ante un vago temor ante lo que pueden encontrarse. Como afirma Álvaro Pons, Aya de Yopougon es una mezcla de slice of life y National Geographic, que según mi parecer está bien resuelta. La cotidiano y lo exótico se mezclan bien y el resultado es agradable y atractivo para el lector.

Aya de Yopougon es una serie de éxito cuyo primer volumen ganó el premio al Mejor Primer Álbum en el Festival International de la Bande Dessinée de Angoulême en 2006 y ha sido traducido a varias lenguas.

No hay comentarios: