martes, 14 de abril de 2009

La ternura de los lobos



La ternura de los lobos (Salamandra) es la primera novela de la escritora y guionista escocesa Stef Penney (1969). A primera vista ya nos llama la atención la aparente contradicción que yace en su magnífico y hasta cierto punto poético título. ¿Puede un lobo ser tierno? No sé si el animal puede serlo o no, pero si identificamos a los personajes de esta novela como lobos, por supuesto que sí. También llama la atención que esta escritora escocesa que afirma no haber pisado nunca suelo canadiense, haya ambientado su novela en el Ontario del siglo XIX.

En efecto, nos encontramos ante una novela de intriga que nos hará pasearnos por los paisajes nevados del gran invierno canadiense, por bosques salvajes que estarían completamente desiertos si no fuese por los cazadores y tramperos que se adentran en ellos para ganarse la vida con la caza y el comercio de pieles. En esta novela los bosques son cualquier cosa menos parajes desiertos, ya que al inicio de la novela descubrimos que se ha cometido un asesinato en la tranquila comunidad de Dove River y que también se ha producido una desaparición. Los dos hechos provocarán que diversas expediciones de personajes se adentren el el bosque en busca de un asesino, de un desaparecido y, también, como no, en busca de ellos mismos, pero esto último, claro, ellos no lo saben. Es lo que tienen los viajes y más aún cuando se llevan a cabo en lugares inhóspitos.

Sin embargo, ésta no es una novela de trama única ni tampoco de una sola voz y menos aún de un solo personaje. Justamente su riqueza rae en la conjunción de todos los personajes que la conforman, cada uno con su propia problemática individual, todos supervivientes en un país que todavía se está construyendo y una naturaleza que aún no se domina.

La ternura de los lobos es una divertidísima novela de aventuras que una vez que empiezas no puedes dejar de leer. Una novela que conjuga la intriga, el western, el espíritu de los pioneros y un interesante personaje femenino que nos habla en primera persona: la señora Ross. Ésta nada tiene que ver con el estereotipo de mujer que se puede ver en las películas del oeste.

En definitiva, una novela con resonancias de Jack London y Bailando con lobos. Si os gustán las novelas de aventuras ambientadas en la época del comercio de pieles en Canadá, no os perdáis la novela gráfica Paso al Noroeste de Scott Chantler y tampoco, por supuesto, La ternura de los lobos .

2 comentarios:

Marta Farreras dijo...

muy buena la reseña de este libro, libro que no se lee de un tiron aunque si que tienes razon que engancha

Juan Ares dijo...

Sobre la novela gráfica "Paso al Noroeste", me ha gustado. Después de la historia, el autor comenta sus viñetas, datos de documentación y alguna anécdota, que me pareció muy interesante.